De tu angustia a tu fortaleza, de tu crisis a tu bendición

Por: Para. Jassy de Rivas

No se entristezcan como los que no tiene esperanzas, porque grande es el galardón que nos espera en los cielos.

Esta palabra viene de alguien que ha caminado por el desierto, subido a la montaña, porque las enseñanzas del valle no son las mismas que las del desierto.

¿Qué es lo que Dios no puede hacer?

Dios tiene el control de todas las cosas, también tiene el poder para que todas esas cosas sean a nuestro favor, pero todas las cosas debajo del sol tienen su tiempo.

Sal 18:6: En mi angustia invoqué a Jehová,
Y clamé a mi Dios.
El oyó mi voz desde su templo,
Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos.

———————————-

1 Sam 30: 1-4:

Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, los de Amalec habían invadido el Neguev y a Siclag, y habían asolado a Siclag y le habían prendido fuego.

Y se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí, desde el menor hasta el mayor; pero a nadie habían dado muerte, sino se los habían llevado al seguir su camino.

Vino, pues, David con los suyos a la ciudad, y he aquí que estaba quemada, y sus mujeres y sus hijos e hijas habían sido llevados cautivos.

Entonces David y la gente que con él estaba alzaron su voz y lloraron, hasta que les faltaron las fuerzas para llorar.

En esta historia vemos como resalta la palabra que: “Alzaron su voz y lloraron”, ¿alguna vez te has sentido así?

En este momento aún David no era Rey, había sido ungido pero huía de Saúl. Mientras él estaba afuera y peleaba con Amalec, quemaron su casa, cuando llegó encontró solo cenizas. Dice el texto que lloró hasta que quedó sin fuerzas.

Y es que amado, llorar no es pecado. David estaba en dificultad pero eso no significaba que Dios no estaba ellos. A pesar de todo lo que había sucedido, él no abrió su boca para murmurar contra Dios.

¿Acaso Dios no protege a las ciudades?, él es muro de fuego, acampa alrededor de los que le temen y los defiende. El mismo David lo declaraba en los Salmos, entonces ¿dónde estaba Jehová?

¿Saben porque David no se quejó? Porque reconocía la soberanía de Dios. Porque reconocía que Dios tiene el control de todo. Tenemos que entender que las derrotas son necesarias para formar nuestro carácter en función de nuestro propósito.

Muchos creen que no podemos enfermarnos, que no podemos llorar, cuando pasamos por dificultades, los cristianos sin raíces son los únicos que alaban cuando todo está bien, pero Job dijo en medio de su proceso: “Dios dio y Dios quitó… Mi redentor vive”.

Él conoce todo el panorama, el futuro que nosotros no sabemos, por eso Job declaró: “aunque él me mate yo en él esperaré…” Tenemos que anclarnos a Dios porque todo esto pasará.

Pasará el cielo y la tierra pero su palabra durará para siempre. Anclemos nuestra vida a Dios porque él es eterno, pero nuestra vida es temporal. No esperemos nada de esta vida, esperemos la que él nos da que es mejor.

Si pasas quejándote los 60-80 años que dura tu vida, ¿cómo vas a estar en la eternidad?

La historia en la palabra cuenta que David se angustió, pues el Pueblo quería apedrearlo. Así sucede muchas veces en la iglesia, siempre que sucede algo inesperado quieren apedrear al pastor.

Pero dice la palabra que en medio de la dificultad David se fortaleció en Jehová ¿en quién se fortalece usted cuando está en dificultad?

Porque vendrán dificultades… El señor mismo dijo: “En el mundo tendrán aflicciones, pero confiad porque yo he vencido al mundo». En medio de la angustia tienes que fortalecerte en el señor.

El Pueblo quería apedrearlo porque no entendía el proceso.  En vez de decir: “vamos a buscar a Jehová”, no, buscaban piedras más grandes.

David había dado victorias a ese Pueblo, pero en medio de la prueba, de la dificultad querían apedrearlo. Hay que mirar a las personas en el momento de angustia, si usted quiere conocerlas realmente.

El Pueblo estaba en amargura del alma, pero David no se puso a discutir con ellos, no lo iban a entender, él fue a la presencia de Dios… Se fortaleció en Jehová.

Cuando Dios permite un tiempo de prueba en tu vida, no lo entendemos pero más altos son los designios de Jehová. A los que aman a Dios TODAS las cosas le obran para bien… ¿entonces por qué en medio de la prueba nos quejamos?

David hizo 3 cosas

1 buscó fortaleza.

¿En dónde? ¿Llorándole al pueblo? ¿Rogándole a los generales? buscó a Jehová. Él sabía que no podría ganar una batalla si estaba derrotado por dentro. ¿Cómo cree usted que escribió los Salmos? En medio de la dificultad, porque en medio de la dificultad buscar a Jehová.

En la dificultad Dios quiere saber que hay en nuestro corazón. Por eso en medio de la dificultad busca a Jehová.

2 Consultó a Jehová.

Una vez que estaba fortalecido en Jehová  y aunque el dolor y la tristeza no habían pasado, él consultó a Jehová.

¿Qué hacemos nosotros? Cuando vives una crisis peleas con Dios, me voy de la iglesia, rechazo al líder. David pidió el Efod, ¡acércame a Jehová!

Hay cristianos que prefieren alejarse, pero debemos acercarnos a Dios. Que ni siquiera se te ocurra sabotear el proceso, porque el alfarero deshace la vasija y la vuelve a comenzar…

El sufrimiento de David no fue que lo llevó a la victoria, no fue el sentimiento que pudo haber tenido, David consultó y esperó respuesta… Esperó en Jehová.

Jehová le dijo ve porque yo estaré contigo. Si Jehová le hubiera dicho a David que no fuera, David no fuera ido, igual que nosotros…

Es increíble la independencia que tenemos del espíritu santo. Hay que aprender a guardar silencio, antes de actuar consulta a Jehová.

3 Luchó hasta alcanzar la victoria.

Luchó hasta recuperarlo todo dice la palabra. Cuando Dios le dijo a David sube y él se fue con 600 hombres, a la mitad 200 se cansaron y le dijeron que no podían seguir, David les dijo se quedan pero yo voy a seguir.

Llegó David y los encontró borrachos y celebrando, dice la palabra que luchó desde ese momento hasta el siguiente día. Pelearon toda la noche, hasta que conquistaron todo lo que había perdido. Hay gente que está arruinada porque no pelea como David.

Yo te animo a que pelees como David, pelees en esas áreas que aún no eres libre… El señor te da palabra de fuerza y de aliento.

Dios es un Dios de Pacto… Y lo que prometió lo va a cumplir. Amén

Centro Cristiano de Avivamiento Rey de Reyes.

Deja un comentario

!Únete a la Comunidad!

Bienvenid@

Noticias - Información - Especiales - Turismo - Espiritualidad y más de los Valles del Tuy.

Tu aporte es valioso.

Conéctate con el Tuy
A %d blogueros les gusta esto: