¿Crees que Dios puede sanarte?

Evangelista Jairo Oreyano

Hay muchas personas que están leyendo este escrito que tienen problemas de salud, están luchando contra una enfermedad o tienen a familiares en esas condiciones y esperan sanidad. Hay una esperanza.

Dentro del pueblo de Dios hay mucha gente enferma… No solo estamos hablando de enfermedades físicas, sino también emocionales.

Pasó Jesús de allí y vino junto al mar de Galilea; y subiendo al monte, se sentó allí. 30 Y se le acercó mucha gente que traía consigo a cojos, ciegos, mudos, mancos, y otros muchos enfermos; y los pusieron a los pies de Jesús, y los sanó;

Mateo 15:29-30

Cuando Jesús visitó la tierra lo hizo, Él lo puede hacer de nuevo. Muchas veces leemos los milagros y creemos que fue solamente en ese tiempo, pero su palabra está vigente, es viva y eficaz.

A dónde Jesús llegaba, se cambiaba la atmósfera. En lugares donde había gente mala se volvían buenos. Él no hacía acepción de personas, a todos los sanaba.

La falta de perdón, el egoísmo, el desamor son enfermedades del corazón.

Cuando habla de sanar enfermedades habla de las físicas pero también las emocionales.

 Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Mateo 4:23

¿Qué había en esa gente que Jesús sanaba?

Fe. Ellos tenían mucha fe. A pesar de las multitudes, las dudas, las dificultades la gente hacía lo posible para llegar a Jesús ¿Qué estás haciendo tú para que la mano del señor se mueva a tu favor?

Tal vez no haya multitudes de personas, pero si multitud de dudas. Dios es nuestro sanador. Créelo.

Sanó a cojos, ciegos, mudos, mancos, y otros muchos enfermos.

Muchas veces olvidamos lo que Cristo ha hecho por nosotros. «Alma mía bendice a Jehová y no olvides sus beneficios», dice el Salmos 103:2-4

No sé qué enfermedad puedas estar teniendo pero cuando vienes al Señor, él te sana, te restaura, te rejuvenece, te da nuevas fuerzas. Si Él lo hizo aquella vez, lo puede hacer, porque Él lo dijo y Cielo y tierra pasará pero su palabra permanece para siempre.

Todas esas personas que se acercaron en aquel tiempo con fe recibieron su milagro. Si lo haces ahora también vas a recibir tu Milagro.

Suelta la carga, suelta eso que te impide llegar a los pies de Cristo. Pero soltar significa abrir tu corazón a Dios en esa área que nadie sabe. Jesús le dijo a Marta la hermana de Lázaro: si crees aquello que estaba muerto hoy mismo resucita.

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve

Hebreos 11:1

Certeza es conocimiento seguro acerca de la verdad. Estoy seguro de lo que voy a tener aunque todavía no lo tenga. Estoy seguro que lo que Dios dijo de tu vida se va a cumplir.

Estoy seguro que si le pido algo a Dios es porque lo tiene. Pero sin fe es imposible agradar a Dios.

Muchas veces pedimos y no recibimos al momento. Dios nos pone a esperar.

La mujer del flujo de sangre

Pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada. se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre. 

Lucas 8:43

En la Biblia hay muchos ejemplos de hombres y mujeres que se acercaron a Jesús con la convicción y la certeza de que iban a recibir lo que necesitaban.

La mujer del flujo de sangre había gastado todo, ya había hecho todo. 12 años perdiendo sangre, estaba débil y ella con esas circunstancias se acercó a Jesús y pensó que si al menos le tocaba el manto sería sana.

¿Quien se atreve a tocar a Jesús?

Con esa idea, esa seguridad, esa certeza que si yo lo toco algo va a suceder… Aquella mujer recibió sanidad al momento.

Acércate a Jesús y recibe tu milagro…

Centro Cristiano Rey de Reyes Caracas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

!Únete a la Comunidad!

Bienvenid@

Noticias - Información - Especiales - Turismo - Espiritualidad y más de los Valles del Tuy.

Tu aporte es valioso.

Conéctate con el Tuy
A %d blogueros les gusta esto: